Páginas vistas en total

miércoles, 25 de mayo de 2016

CENTROS ESPECIALES DE EMPLEO DE ANDALUCÍA. La Historia  se repite.

El año pasado por estas fechas, La Junta de Andalucía debía a los CEE ayudas correspondientes a los años 2012; 2013 y las ayudas correspondientes a los últimos 16 meses (ene 14, abr 15).

A día de hoy La Junta de Andalucía debe a los CEE ayudas correspondientes a los años 2012; 2013 y las ayudas correspondientes a los últimos 17 meses (dic 14, abr 16).

El año pasado, para cobrar algo de la deuda, los CEE de Andalucía se movilizaron de forma masiva, hubo concentraciones en las provincias y se realizó una marcha a Sevilla a finales de año. En respuesta a esta movilización, La JJAA pagó las cantidades correspondientes a 2014 (solo 11 meses) y prometió agilizar los correspondientes a 2012 y 2013, a demás de constituir una mesa para negociar la normativa que agilizara los pagos y normalizara la situación. ¡Mentira!

De las cantidades correspondientes a 2012 y 2013, no se sabe nada.
De los pagos de las ayudas correspondientes a dic 14 a abr, 16 no se sabe nada.
La mesa de negociación está auto-saboteada. Se prometió en diciembre de 2015, se ha reunido una vez y toda la conversación se a supeditado a "La existencia de recursos presupuestarios".

De este proceso se desprenden, al menos las siguientes evidencias:

  1. El empleo en personas con discapacidad NO LE IMPORTA NADA A LA JUNTA DE ANDALUCIA.
  2. La Junta de Andalucía nos toma por tontos: (Leyes sin presupuesto; leyes con presupuesto que no existe; aplicaciones informáticas que no funcionan; papeles que se pierden; plazos que se incumplen....)
  3. Los representantes legítimos de los CEE de Andalucía fracasan en su reivindicación y se conforman con el resultado.
  4. Los CEE de Andalucía, asumen que para cobrar lo que les pertenece tienen que pordiosear durante años.
Mientras, en otras comunidades del Estado, no solo se realizan los pagos al día, sino que las ayudas se amplían (75% del SMI en Castilla León en lugar del 50% en Andalucía).

Ante esta situación consuetudinaria, los CEE de Andalucía se movilizan de nuevo, según parece si los incumplimientos, que son costumbre, se hacen ley, las movilizaciones deberán hacerse costumbre y convertirse en ley.

Si algo tienen claro los CEE, es que la razón está de su parte:
  • El desempleo en personas con discapacidad triplica el desempleo general.
  • Los CEE generan más del 75% del empleo para personas con discapacidad.
  • A día de hoy, los CEE de Andalucía dan empleo a más de 10.400 personas.
  • Andalucía está a la cola de España y Europa en este asunto. ¿Hay que conformarse?
  • ¿Alguna empresa puede asumir deudas de un importe del 40% de su presupuesto anual durante tanto tiempo sin resentirse?
No hay nada más triste que llevar razón y quien tiene, en teoría que hacerla valer, te toree miserablemente.

Si la puerta de la Junta de Andalucía está cerrada, habrá que llamar a otras puertas.

Continuará.....


sábado, 2 de enero de 2016

BREVE EXPLICACIÓN DE LA SITUACIÓN DE LOS CENTROS ESPECIALES DE EMPLEO EN ANDALUCÍA.


Antes que nada, definiremos lo que es un Centro Especial de Empleo (CEE a partir de ahora). Es una empresa cuyo personal, al menos en un 70% tiene una discapacidad reconocida de al menos un 33%. Podríamos poner multitud de ejemplos, imagine que 56.000 de los 80.000 trabajadores de El Corte Inglés; 52.000 de los 75.000 trabajadores de Mercadona; o bien, 17.500 de los 25.000 trabajadores Banco de Santander, fueran personas con discapacidad, física, intelectual o sensorial. Bien entendido que el hecho de cumplir las reglas que se exigen a los CEE, no les libera de la obligación de trabajar con las reglas generales del Mercado. Es decir, los productos o servicios a cuya producción se dedican estas empresas, serán de la misma calidad que los de cualquier empresa convencional, ya que de otro modo no tendrían salida en el Mercado.

A nadie se le escapa que dada la singularidad de estas empresas, por las dificultades específicas de productividad y gestión fácilmente comprensibles, requieren de ciertas condiciones excepcionales que les permitan competir con empresas convencionales.

Estas empresas nacen en 1985 como consecuencia del desarrollo de la Ley de Integración Social de los Minusválidos publicada en abril de 1982. (LISMI a partir de ahora). En esta reglamentación, se establecen las siguientes líneas incentivables a modo de ayuda para su inserción eficaz en el Mercado: Las incluimos en una tabla comparativa para que se vea claramente su evolución hasta el día de hoy.

LINEAS INCENTIVABLES DE LA LISMI.          ESPAÑA 1985             ANDALUCÍA HOY.

1. Creación de empleo estable.                             2.000.000 Pts.                    0 €
2. Mantenimiento de empleo estable.             50% SMI+SS Patr.       50% SMI+ SS Patr.
3. Adaptación del puesto de trabajo.                    300.000 Pts.                         0€
4. Incentivo al reequilibrio financiero.               Según Resultados.                 0€
5. Ajuste personal y social.                                    200.000 Pts.                        0€

Difícilmente se encuentre una tabla más sorprendente en alguna parte. La LISMI la firmó Leopoldo Calvosotelo, último presidente español de UCD. Las competencias en materia de empleo se transfirieron a las Comunidades Autónomas y tras más de 30 años de gestión andaluza, estamos como refleja la tabla.

Pues aún hay más, la línea 2, actualmente el único compromiso  que reconoce Andalucía, se liquida como se acostumbran a pagar las deudas de la Administración Andaluza: Aun hay cantidades pendientes de 2012 y 2013, se está pagando lo de 2014 y hace unos días ha salido la orden que permite solicitar las ayudas de 2015, no es una errata, de 2016 ni hablar….

Naturalmente Andalucía va, muy destacada, la última entre las Comunidades Autónomas.