Páginas vistas en total

viernes, 21 de junio de 2013

Adelgazar la Administración

Hace unas semanas leí una conferencia de un economista español residente en U.S.A. Me sorprendió que empezaba comentando que la ciudad donde él reside, no tiene alcalde. Se trata de una ciudad del tamaño de Getafe y su gestión se encomienda a un gerente, elegido por la ciudadanía, que no pertenece a ningún partido y con la misión de que administre la ciudad con criterios de eficacia y eficiencia. Se extendía un poco en cuestiones de transparencia, publicación de cuentas en Internet y demás detalles que nuestros equivalentes considerarían, probablemente atentatorias contra la intimidad que un gestor público tiene por derecho propio.

Esto viene a colación del impulso que desde el gobierno se le pretende dar al adelgazamiento de las Administraciones. Entrando en faena y al hilo de lo que nos interesa que es la discapacidad intelectual.

¿Para que sirven los delegados provinciales de las consejerías de la Junta de Andalucía? ¿Para que sirve el delegado provincial del gobierno andaluz?. Mil veces nos hemos reunido con delegados diversos, a los que hemos planteado problemas muy concretos para los que siempre nos han dado la misma respuesta: Actitud comprensiva, idéntica declaración de impotencia y buenos deseos para que nuestro futuro nos sea propicio, cuando no una explícita ignorancia de la realidad de la situación y por supuesto una negativa total a poner el dedo en la llaga y remangarse para poner soluciones, obvias por otra parte. Para más inri, siempre aparecen acompañados del funcionario de mayor rango de su corte que es la persona que realmente conoce la situación y parece capaz de acometer acciones concretas.

Se me ocurre que podríamos eliminar a todos los delegados provinciales de las consejerías, se eliminan 8 sueldos, 8 coches oficiales, 8 choferes, 8 despachos, 8 secretarias, etc...Al final, se eliminan unos cuantos gastos por cada provincia y cada consejería. A cambio se pierde la ventaja de que la correcta gestión de los servicios, sea modulada por intereses políticos. Me explico: Si lo que procede en ciertos casos como por ejemplo la deuda que Salud y Bienestar Social tiene con cada una de las personas con discapacidad intelectual de más de 4 meses de servicios, es DAR UN PUÑETAZO EN LA MESA Y EXIGIR EL CUMPLIMIENTO DE LOS COMPROMISOS DE LA CONSEJERÍA, no será un fiel portaviandas nombrado precisamente para decir: "SEÑOR, SI SEÑOR", quien lo haga. Si nos referimos a la paralización total de los PIAS (reconocimiento del derecho que las personas con discapacidad tienen por ley), tampoco dará ese puñetazo., Si nos referimos a la deuda de 20 meses que la consejería de Empleo tiene con los centros especiales de empleo, ni que decir tiene que tampoco.

Pues si, nos va quedando claro que puede ser mas complicado, callar la boca de un funcionario que sabe lo que hay que hacer y conoce la urgencia de la situación y cuya misión es precisamente hacerlo y dar solución, que callarsela a quien desde su posición de Fiel Colaborador, está ahí puesto para, precisamente modular con criterio político lo que solo requiere soluciones de gestión pura.

Nos preguntamos ¿que tiene que ver el reconocimiento del derecho de una persona a un recurso social con que el gobierno central sea de un signo diferente al gobierno autonómico?.Probablemente sera más complicado ordenarle al funcionario de turno que no firme aquello que es de justicia, que ordenárselo a quien se pone a dedo con el único objetivo de decir "SEÑOR SI SEÑOR".

¡Adelgacemos la Administración!

No hay comentarios:

Publicar un comentario